Política de cría

Desde Lab Way queremos acercaros a nuestra pasión, el LABRADOR RETRIEVER. Lejos de ser una moda pasajera, la popularidad de este raza se extiende a lo largo de los años. Nosotros, como criadores, nos encontramos inmersos en la búsqueda de ese ejemplar que tanto nos gusta y que cumpla con los estándares tanto de carácter como de belleza sin descuidar ni un solo momento la salud de nuestros ejemplares y la de su descendencia, por ello hemos dado un paso más en lo que creemos es la dirección correcta, testando todos nuestros ejemplares de las enfermedades propias de esta raza que están disponibles actualmente en los laboratorios correspondientes para que ningún descendiente de las mismas pueda padecerla, además de realizar radiografías de caderas y codos que son evaluadas por la BVA (British Veterinary Association) descartando así la displasia de cadera y cualquiera de las enfermedades del compartimento medial (displasia de codo). También realizamos un estudio de ecocardiografía doppler para descartar cualquier patología cardiaca y el perfil de ADN de cada uno de nuestros perros.

Con estas pruebas nos podemos asegurar que sus cruces, combinando bien la génetica de ambos parentales, sean los más limpios posibles y que ninguno de los futuros cachorros padezca alguna de estas enfermedades (homocigoto enfermo), es decir, TODOS LOS CACHORROS CRIADOS EN LAB WAY SON SANOS FRENTE A las patologías citadas más adelante, para que así puedan disfrutar de la mejor vida dentro de nuestras posiblidades. Os detallamos PINCHA AQUÍ en qué consisten dichas enfermedades para que podáis entender la importancia de los mismos a la hora de elegir a ese cachorro que pasará a formar parte de vuestras vidas por un largo período de tiempo.

  • Atrofia progesiva de retina
  • Colapso inducido por ejercicio
  • Paraqueratosis nasal hereditaria
  • Displasia de retina
  • Miopatía centronuclear
  • Narcolepsia

Durante estos años de dedicación a esta raza nos han sido solicitados ejemplares para todo tipo de perfiles, perros de asistencia a personas con discapacidad, perros guía, perros de terapia, perros de rescate, o simplemente para ser uno de los mejores compañeros dentro de una familia. Todas estas tareas, además del orgullo que esto supone para un criador, incrementa más si cabe el sentido de la responsabilidad y de superación.

Nuestros cachorros se entregan a partir de las ocho semanas de edad, identificados con microchip, con todas las desparasitaciones y vacunaciones correspondientes hasta la fecha de salida, con pasaporte, copia del pedigrí y certificados de salud de los padres, copia de la inscripción en la RSCE, con una garantía sanitaria de ocho días ante enfermedades infectocontagiosas y de por vida ante cualquiera de las enfermedades testadas en nuestros ejemplares.

Si tenéis cualquier duda poneros en contacto con nosotros.

Isabel Lizana
Veterinario BI-960